domingo, 22 de marzo de 2015

YO SOY DIOS

¡Hola! Lamentamos un resto tenerlos muy abandonados, por eso hemos decidido escribir al inicio de esta entrada (cosa que no hacemos), las cosas de la U nos tiene sin nada de tiempo pero hemos decidido agilizar un poco nuestras reseñas, así que quizá empecemos hacer varias reseñas individuales, como esta, solo es para no tenerlos abandonados y traerles contenido nuevo, ya que siempre estamos pensando en el blog y en todos ustedes *-* Esperamos que nos sigan apoyando, comprendiendo y teniendo paciencia! Gracias por leernos, nos vemos en los comentarios ^^


Titulo original: Io sono Dio
Autor: Giorgio Faletti
Año de publicación: 2010
Género: Narrativa negra, policíaca y suspenso 
Número de páginas: 448
Editorial: Ediciones B
Traducción por: Carlos Sampayo.
ISBN: 978-84-666-4335-1


Un asesino en serie tiene en vilo a la ciudad de Nueva York. Sus acciones no entran en los esquemas conocidos por los criminalistas. No elige a sus victimas. No las mira a los ojos mientras mueren... No elimina a una persona en cada asesinato. Golpea masivamente.

La explosión de un edificio de veinte plantas, seguida del descubrimiento casual de una vieja carta, conduce a la policía a enfrentar una realidad espantosa... Y las pocas pistas sobre las que los detectives trabajan terminan en callejones sin salida: el criminal desaparece como un fantasma.

Vivien Light, una joven detective que esconde sus dramas personales detrás de una apariencia dura, y un antiguo reportero gráfico, con un pasado que prefiere olvidar, son la única esperanza para detener a este homicida. Un viejo veterano de guerra llevado por el odio. Un hombre que se cree Dios.


Esta reseña creo que es larga, pero no puedo evitarlo, tengo que expresar todo lo que sentí y aún siento luego de leer este libro, además encontré citas muy interesantes. 

Este es el primer libro que leo de Giorgio Faletti,  este autor italiano no lo conocía así que eso significaba investigación, he encontrado que este no es su primer libro y al parecer es muy reconocido por su primera obra “Yo mato”, la cual le ha gustado a la mayoría de sus lectores. La portada negra con llamas me llamo mucho la atención junto con el título en mayúscula de “Yo soy dios” inmediatamente la sinopsis me atrajo, pues me gustan este tipo de historias policíacas de crimen y misterio. 

El libro comienza con un prólogo explosivo en el que presenta a un personaje que aún no tiene cara y nombre, tan solo sabes el color de la chaqueta tipo militar que trae puesta, la cual se convierte lo largo de la historia en una marca para identificarlo. Posteriormente la historia es introductoria y lenta, comienza con una vista al pasado, hacia la época de la guerra de Vietnam y un soldado sobreviviente que ha quedado con marcas de por vida debido a esta, aquí es donde la gran frase de la portada sale a relucir “LAS GUERRAS ACABAN, EL ODIO PERDURA PARA SIEMPRE”. Y luego un salto en el tiempo a lo que es el presente en donde ocurrirán los hechos, y en donde el autor nos comienza a presentar una gran cantidad de personajes que al parecer no tienen nada que ver en la historia, dedicándoles un capitulo para cada uno, pero a medida que avanza se evidencia como cada uno de ellos se va envolviendo en este caso de asesinatos o atentados, como quieran llamarlo. Aunque algunos no vuelven aparecer y no le encontré necesidad de que el autor nos contara en un capitulo la historia de ellos teniendo en cuenta que no iban a influir mucho en la trama. 

Me ha gustado que Giorgio nos muestra el lado oculto de algunos personajes, pues cada uno tiene un pasado que los atormenta, más que todo en el caso de la detective Vivien Light, una mujer con problemas familiares que tiene que vivir con la enfermedad de su hermana y los problemas con las drogas de su sobrina, y Russell Wade, un reportero gráfico con mala reputación que vive bajo la sombra de su fallecido hermano mayor. Estos dos personajes son los que nos llevan de la mano en la investigación y los que tienen el trabajo de descubrir quién es la persona que está detrás de los atentados antes de que acabe con la ciudad de New York, que al parecer aún sigue recuperándose del horrible recuerdo del 11 de Septiembre, lo más difícil es poder descubrir al asesino puesto que todas las pistas los llevan a un callejón sin salida en donde no tienen ningún nombre, rostro o huellas digitales visibles. 

Cuando comienzan a aparecer las pistas o migajas que logran llevarlos muchos más allá, el libro comienza a ser interesante y llevar un ritmo en el que necesitas saber que más van a descubrir, hasta cierto punto en el que te das cuenta que el autor todo este tiempo ha jugado con tu mente y te ha engañado, así que se da un giro de 180° que incluso te hará devolver las páginas para corroborar que no hayas saltado algún dato esencial. 

Lo curioso en las obras de este género que he leído es que siempre la policía a cargo de la investigación queda como los que no han servido para nada y los que descubren algo esencial son los terceros, así que pues bueno no crean que esto es diferente aquí. Después de esta parte es como si hubieras empezado a leer otra historia, la confusión te invade, no sabes cómo han pasado las cosas y el autor nunca nos describe una escena que a mi parecer fue esencial para el descubrimiento del asesino pues es que todo es tan rápido y extraño que no logras asimilarlo.  No sabes que ha hecho el autor ni que ha intentado hacer. 

En mi opinión en este punto es donde la historia comienza a decaer, la policía intenta dar una explicación acerca de la razón del asesino para hacer todos los atentados y aun así no queda del todo claro. Es como si Giorgio hubiera querido darle fin a la historia y elegir al azar cual sería nuestro personaje sin rostro, dándole un problema que nadie se imaginaba. No me ha quedado claro como el sentimiento de odio y venganza ha sido transmitido de un padre, que nunca ha estado presente, a su hijo. Y el epilogo totalmente innecesario, mantenía las esperanzas que allí todas mis dudas se resolverían pero no, en cambio me han mostrado algo que ni si quiera me interesaba. 

En conclusión aun no entiendo si el autor ha querido dejarnos con nuestras propias conclusiones, o es que no ha querido o no ha podido argumentarnos el porqué del lado oscuro que el asesino saca a flote para cometer todos esos actos, cosa que a mi parecer era lo más importante. La historia deja demasiadas dudas y cabos sueltos que te dejan pensando si a tu libro le faltan páginas. 

Así que tengo sentimientos encontrados al hacer la reseña, la historia me mantuvo pegada leyendo por querer saber que iban a descubrir en la investigación, que iba a pasar con todo esto, pero aún no logro superar el hecho de cómo me hizo sentir el final que le ha dado Giorgio Faletti a la historia. Después de un par de días de haber concluido el libro aún sigo pensando en ello así que con los pocos capítulos de Mentes Criminales (sí, hablo de la serie) que he visto y con el debate que arme con mi amiga, he logrado crearme unas teorías que expliquen la razón del asesino en tener ese sentimiento de odio y venganza. Pero quedarán como simples conclusiones mías sabiendo que nunca conoceremos la verdad detrás de esto. 

Este libro es para aquellos que les encantan los giros inesperados, con finales que te dejan días debatiendo intentando encontrarle sentido a todo. 

"Para todos los hombres siempre hay una batalla que espera ser combatida. Una batalla que puede ganarse o perderse. Y el combate mas cruento es el que se produce entre dos lobos"                                                                                                         "Dentro de cada uno de nosotros hay dos lobos. Uno es malo y vive de odio, celos, envidia, rencor, falso orgullo, mentiras y egoísmo. El otro es el lobo bueno. Vive de paz, amor esperanza, generosidad, compasión, humildad y fe"
 Además en la lectura del libro se ha encontrado frases que pueden formar parte de un desafió en el que estamos participando, el cual es Sopa Nerd:

"Vivien sabía que, debido a su carácter, el capitán Alan Bellew consideraba que el Distrito 13 era su territorio particular y que no soportaba la intromisión de polis que no dependiesen directamente de él" 
"La semejanza de su nombre con el de Vivien Leigh, la actriz de Lo que el viento se llevó, la había atormentado toda la vida"
"Los anillos que engalanaban sus dedos brillaron con el movimiento. Russell pensó que parecía una versión de Jaba, el Hutt con otros colores"
"La nueva explosión se había producido entrada la noche a orillas del río Hudson, en Hell's Kitchen

Aún estoy debatiéndome en cuantos timos probó este libro para mí, algunas veces pienso que me encanto pero también me ha decepcionado en cierta parte de la historia, así que diré que aprobó 3 timos. 


¿Ya leyeron el libro? ¿Que te ha parecido?  Cuéntanos en los comentarios

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Parece un libro muy interesante. "Yo mato" lo tengo en mi lista de pendientes y espero leerlo este año que ya toca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Espero que después de leer "Yo mato" te animes a leer "Yo soy Dios"
      Saludos ^^

      Eliminar
  2. Hola:) me encanta este tipo de libros!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Espero te animes a leerlo
      Saludos ^^

      Eliminar